fbpx

Algunos pasos para ahorrar en calefacción

por | Nov 7, 2018

Desde Europa, se fomentan los esfuerzos para utilizar tecnologías de energía renovable. Por ejemplo, el uso de las placas solares fotovoltaicas, baterías de acumulación de energía, que favorecen el autoconsumo, de tal manera, que las viviendas lleguen a ser Edificios de Consumo Casi Nulo (ECCN), pueden ademas, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Mientras se generalizan estas construcciones de consumo casi nulo, existen algunas opciones para lograr una disminución económica y energética de los sistemas de calefacción tradicionales, y más ahora, que llega el frío.

Termostato inteligente Netatmo BY STARCK Ref. 17358033 ...

Termostato inteligente Netatmo by Starck.

1. Usar reguladores de temperatura 

Lo ideal es que no se superen los 21 ºC durante el día, ni se baje de los 17 ºC por la noche. Gracias al uso de los reguladores de temperatura, se estima un ahorro económico en el consumo anual de entre el 8% y el 13%. Si se trata de un termostato inteligente, estas cifras pueden llegar al 35%-40%.

Para ello se pueden instalar válvulas termostáticas en los radiadores (si se dispone de radiadores de calefacción por agua), o un termostato inteligente, que además de regular la temperatura de la vivienda, se puede programar desde una aplicación móvil (lo mas próximo a la domótica sin serlo), en el caso de disponer de caldera individual.

Resultado de imagen de ventanas de triple acristalamiento

Ejemplo de acristalamiento triple con vidrio térmico

2. Instalar cerramientos de buena calidad

Optar por ventanas con rotura de puente térmico y, al menos, vidrio térmico-solar (doble o triple) con cámara de aire intermedia, hace que se consiga un ahorro en calefacción bastante significativo, en torno al 30%, y se nota desde el primer momento en las facturas.

Además, esto también facilita un ahorro en el consumo de aire acondicionado en verano. Sin duda, este paso es bastante importante, y es una inversión que merece la pena plantearse.

 

Caldera de biomasa domestica

Estufa de biomasa doméstica

3. Estufas o caldera de biomasa

Aparte de los sistemas de energías renovables convencionales (solar, eólica…), las estufas de biomasa, que utilizan residuos naturales (desde madera, como pellets o serrín, a deshechos de la agricultura como huesos de aceituna, cáscaras de frutos secos o restos de poda), se considera una fuente renovable respetuosa con el entorno, que además no produce gases de efecto invernadero porque el CO2 se compensa con el que se absorbió durante la vida de la planta.

En este sentido, suponen un ahorro económico de entre un 40% y un 50% respecto a las calderas que funcionan con gas ciudad o combustibles derivados del petróleo.

Resultado de imagen de panel reflectante radiador

Ejemplo de panel reflectante entre radiador y pared que da al exterior

4. Tener hábitos de ahorro

Realizar hábitos como: purgar los radiadores (durante los meses de inactividad se llenan de aire, lo que provoca que, al volver a poner la calefacción, calienten menos), revisar periódicamente la caldera (optimizará su uso y se configurará para obtener el máximo rendimiento), evitar calentar habitaciones vacías, no cubrir los sistemas de calefacción con muebles o ropa, colocar paneles reflectantes entre la pared y el radiador o cerrar persianas y cortinas por la noche para que no se escape el calor.

Aunque parezcan consejos obvios, permiten reducir la factura entre un 10% y un 40%

Si todo esto no te parece suficiente, desde Carmen González Arquitectura y Diseño podemos ayudarte a que tu vivienda sea más eficiente energéticamente y conseguir un ahorro significativo siendo respetuosos con el medio ambiente.

Imágenes: Pinterest

0 comentarios