fbpx

Tendencias en cerámicas

por | Nov 14, 2018

Muy poca gente sabe que cada año se lanzan nuevas tendencias en cerámicas, como ocurre con la moda, o la decoración, ya que de las ferias y salones de arquitectura y diseño nacen las tendencias que estarán vigentes durante las próximas temporadas. 

Durante el verano, son muchas las empresas fabricantes de cerámicas que aprovechan para realizar una parada técnica y preparar toda su maquinaria de cara a la nueva temporada, y dejar todo listo para presentar sus últimas novedades en Cersaie (Bolonia), una feria que se celebra en septiembre, y junto con Cevisama (Valencia), es de las más importantes en el sector.

La tecnología de fabricación ha sido la que ha marcado las tendencias en el sector durante los últimos años. Gracias a la impresión digital de tintas y esmaltes se han conseguido reproducciones cada vez más exactas de materiales neutrales como la madera, el mármol, el cemento y las  piedras, actualizándose su colocación o su diseño. 

1. Imitación de lo natural.

Las paredes con listones de madera son la última moda, pero resultan poco prácticas para una cocina o un baño. Los azulejos que adoptan su textura consiguen el mismo efecto de calidez y son mucho mas útiles en locales húmedos. 

Paredes, suelos y complementos, se ven inundados por la potencia de la madera y los porcelánicos o la imitación de éstos a través de acabados más modernos de larga durabilidad.

2. El efecto patchwork:

Esta técnica ha ido sumando cada vez más seguidores, y se consigue al colocar en un mismo espacio, un conjunto de diferentes piezas de azulejos, en cuanto a su diseño y color, con lo que se acaba creando sobre la pared un collage exclusivo y muy personal.

Es una vuelta de tuerca a la tendencia de tener acabados diferenciados en paredes. 

3. Efecto cemento hidráulico:

A finales del siglo XIX, las baldosas de cemento hidráulico se empezaron a utilizar en baños y cocinas. Formadas por una capa inferior de hormigón extremadamente resistente y una capa superior de polvo de mármol, cemento blanco y distintos pigmentos, obteniendo un efecto, sin duda, de lo más llamativo, aunque su elaboración pasa por un proceso complejo que solo puede llevarse a cabo a mano.

Hoy en día, se puede conseguir una estética muy similar a la del cemento hidráulico mediante el uso de estas losetas de gres porcelánico, creando una amplia gama de diseños y colores, que, incluso, algunos fabricantes, permiten diseñar a tu gusto.

 

4. Azulejos con relieve y geometría:

La atención se centra en las sensaciones del usuario. El tacto y el relieve toman presencia tanto de manera visual como físicamente en la búsqueda de recubrimientos que evidencian el avance hacia una cerámica con mayor importancia decorativa, aunque con menos decorados tradicionales.

Los recursos básicos son las geometrías, los microrelieves, los volúmenes y las texturas superficiales.

Es tendencia experimentar en este sentido con azulejos blancos con texturas o con composiciones geométricas, mas allá del azulejo tipo metro que tanto se llevaba últimamente. Un toque de carácter que se mueve entre el estilo ecléctico y el contemporáneo.

 

5. Acabados metálicos:

Los azulejos brillantes con acabados metalizados están irrumpiendo con fuerza en los últimos meses. 

No se trata de una tendencia nueva, pues en los años ochenta se pusieron de moda, aunque ésta vez, se cambia la forma y la colocación, modernizando otros aspectos: líneas limpias, decididas y nítidas. Desde hace algunos años empresas y diseñadores se están fijando en el pasado para reclamar aquellos útiles y materiales que han dado buen resultado históricamente.

Efectos espejados, brillos, metalizados y opalescencias componen este tipo de tendencias cerámicas. El oro envejecido y rosa latón y cobre, son los acabados que despuntan en este sentido.

Dentro de esta tendencia se actualizan algunas colocaciones con vocación claramente decorativa, como el uso de perfiles metálicos que se combinan con reproducciones de otros materiales nobles, como la piedra, pero también con cementos y barros cocidos cementos.

 

6. Terrazo y aglomerados pétreos:

Si, se vuelve a llevar, pero evidentemente reinventado.

Esta tendencia es evidente, pues ademas se ha visto muy marcada no sólo en esta feria, si no también en Casa Decor.

Se trata de uno de los materiales tradicionales que está cogiendo una gran presencia en muchos proyectos de interiorismo en especial, los aglomerados derivados de las piedras.

El terrazo es sin duda el que más relevancia está teniendo, ya que los interioristas y arquitectos lo valoran como un material con un carácter natural. Un material de construcción compuesto por guijarros de piedra conglomerados con cemento. Su uso se remonta e la Venecia del siglo XV, pero es en España durante el boom inmobiliario de los años 60 y 70 dónde se hace un uso masivo, porque eran fáciles de mantener, duradero y fácil de reponer, y es por ésto que vuelven a llevarse.

Sin embargo, existen algunas alternativas como la piedra acrílica o las piedras sólidas que replican  efectos visuales como la straciatella o el tutifrutti, y también entran en juego.

Además, en temas de diseño existen dos grandes ventajas, una es jugar con los tamaños de fragmentos de las incrustaciones, permitiendo combinarlos y crear diferentes diseños, y la otra es la variedad del color tanto de tanto del aglomerante como de las partículas aglomeradas.

Aunque las aplicaciones fundamentales de esta tendencia se encuentran en suelos, es cada vez más usual ver estos elementos aplicados en otros paramentos, gracias a la facilidad de modelado del material.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =