fbpx

Edificios de consumo de energía casi nulos

por | Oct 17, 2018

¿Qué son los edificios de consumo de energía casi nulo o EECN?

La Directiva 2010/31/UE  define un edificio EECN como:

Un edificio con un nivel de eficiencia energética muy alto (…). La cantidad casi nula o muy baja de energía requerida debería estar cubierta, en muy amplia medida, por energía procedente de fuentes renovables, incluida la energía procedente de fuentes renovables producida in situ o en el entorno.

En esta definición entran varios conceptos:

1. La exigencia de la eficiencia energética

Tras esta directiva europea, los edificios deben minimizar las necesidades energéticas con conceptos y diseños que se conocen como sistemas pasivos, es decir, factores como la orientación del edificio, materiales y aislamiento térmico, composición y distribución de la envolvente del edificio (cubierta, fachada, ventanas…), el aprovechamiento de la iluminación natural o sistemas de ventilación natural, entre otros. 

El consumo energético en un edificio optimizado con estas pautas,  puede verse reducido en más de un 70% con respecto al consumo en una instalación convencional, que puede aumentar hasta un 90% si hacemos que las instalación requeridas sean altamente eficientes.

2. Procedencia de las fuentes de energía

La eficiencia energética de los edificios está relacionada también con las fuentes de energía que son necesarias para la habitabilidad del mismo. Éstas instalaciones activas son las propias de calentamiento de agua, acondicionamiento del aire, iluminación…así como los servicios necesarios para un uso correcto. 

Las directivas europeas fomentan los esfuerzos para utilizar tecnologías de energía renovable. Por ejemplo, el uso de las placas solares fotovoltaicas, baterías de acumulación de energía, que favorecen el autoconsumo, de tal manera, que los ECCN, pueden llegar a ser un Edificio de Balance energético Cero. Por tanto, en este punto, las energías fósiles están totalmente descartadas en un Edificio de Consumo casi Nulo.

Casa Passive House, Diseñada por el Instituto de Tecnología de la Universidad de Darmstadt, Alemania. Ganadora del SolarDecathlon 2007, ideada para climas subtropicales.

¿Cuando hay que cumplir con estas directrices?

En los próximos años, uno de los grandes retos del sector de la construcción en todos los países europeos será cumplir los objetivos de la Directiva de Eficiencia Energética de Edificios (2010/31/EC)  para la implantación en 2020 de los llamados edificios de consumo de energía casi nulo, llamados nZEB (Nearly Zero Energy Buildings) o EECN (Edificios de Energia Casi Nula).

Todos los países están trabajando en las normativas que necesitan para cumplir estos plazos. En algunos países, se está proponiendo un endurecimiento progresivo de los requerimientos energéticos de todos los edificios para alcanzar en el 2020 unos consumos de energía casi nula en todos los edificios; en otros países, se ha decidido aplicar estas normativas en en edificios públicos o de nueva construcción, para posteriormente adaptarla al resto.

En el caso de España la definición está en fase de desarrollo.

¿Existen edificios así? ¿hay ciudades que aplican esto?

Países que destacan en su apuesta por edificios de bajo consumo en Europa son Alemania y Austria: Frankfurt o Hannover aplican a sus edificios el estándar Passivhaus (casa pasiva) surgido de una idea de los profesores Bo Adamson  y Wolfgang Feist en 1988.

Este concepto energético es aplicable en diferentes estilos arquitectónicos, usos y materiales, y tiene como objetivo limitar la demanda de energía a 15 Kwh/m2a para la calefacción y 15 Kwh/m2a para la refrigeración. Además, la energía primaria total demandada por el edificio no debe superar los 120 Kwh/m2a.

Otro ejemplo es Dinamarca, uno de los países que apuestan por las viviendas con un bajo consumo energético. Copenhague fue premiada como la capital verde europea en 2014 por llevar a cabo interesantes proyectos urbanísticos donde se mezcla innovación y eco-tecnología. Una ciudad modelo que aspira a convertirse en la primera ciudad inteligente sin emisiones de C02 en 2025 al almacenar energía producida por turbinas eólicas para ser consumida con posterioridad. Entre sus objetivos cumplidos, está la reducción de la emisión de CO2, mediante iniciativas centradas en la apuesta por edificios públicos, comercios y viviendas de bajo consumo.

En España“La Torre Iberdrola” es otra clara apuesta por el ahorro energético en el trabajo al contar con 16 plantas exclusivas para oficinas con paredes bioclimáticas así como sistemas de regulación de luminosidad y climatización según las condiciones térmicas del exterior.

Todos estos ejemplos, demuestran que los edificios verdes cuentan con un futuro prometedor, no solo por las normativas que se van estableciendo paulatinamente, sino también por los usuarios, que cada vez dan más valor a un bien tan preciado como la energía y el medioambiente.

¿Pero puedo tener esto en mi propia casa?

A priori, la gente suele pensar que ésto sólo está al alcance de unos pocos, y que sólo es posible en viviendas unifamiliares, construidas desde cero en urbanizaciones con vecinos como Cristiano Ronaldo o la Pantoja. Pero no es así.

Es evidente que es mucho más fácil conseguir un edificio de consumo nulo si, desde el principio, lo diseñas y desarrollas teniendo en cuenta éstos conceptos, pero es posible conseguir una reducción del consumo energético cerca al consumo casi nulo o de las casas pasivas en rehabilitaciones y bloques de viviendas. 

Así que si, un piso en Carabanchel (un barrio de Madrid) puede ser eficiente y de consumo energético próximo a ser casi nulo.

¿Buscas mejorar el planeta y también tu economía?

Está claro que los combustibles fósiles cada vez van a estar más caros (porque se agotan, contaminan, etc.), y tras las últimas subidas de la energía, valorar el planeta pasa también por tener en cuenta nuestra economía.

En Carmen González Arquitectura y Diseño tenemos todas las herramientas para poder conseguir que tu vivienda sea lo más sostenible eco-lógicamente hablando pero también económicamente, ya que muchas personas valoran la ecología y pretenden no contribuir a empeorar el cambio climático, pero otras muchas, buscan conseguir que las facturas de su casa sean prácticamente el tramo fijo.

Para conseguir ésto, colaboramos ingenieros y arquitectos, que te ayudarán a que tu vivienda consuma menos energía y lo note el planeta y tu bolsillo.

Esto es posible, está a tu alcance 

imágenes: Pinterest

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =