fbpx

¿Para qué sirve un arquitecto? (3)

por | Oct 3, 2018

Voy a hacer un breve resumen de los diferentes trabajos que podemos desempeñar los arquitectos, podría ser continuación a los post «¿Para qué sirve un arquitecto?»

  1. Obra nueva
  2. Dirección de Obras
  3. Rehabilitación de edificio
  4. Ayuda a la auto-construcción
  5. Reforma de interior, interiorismo

En cualquiera de los casos, y más allá de lo que el cliente demande, nos guiamos por descubrir qué es lo que el cliente necesita, qué es lo que desea o espera y qué de todo ello se puede conseguir con el presupuesto del que dispone, sin pasarse y cumpliendo los plazos más próximos a las necesidades del cliente.

Este post hace referencia a: https://carmengonzalezarquitectura.com/2018/09/10/para-que-sirve-un-arquitecto-1/ 

1. Obra nueva:

Cuando hablamos de obra nueva nos referimos a aquella que hay que empezar desde 0

Aquí, lo evidente es realizar el diseño de una vivienda, teniendo en cuenta las necesidades, deseos y sueños del cliente para desarrollar una obra según sus posibilidades. Aunque también podemos retomar una obra en alguna de sus fases.

Podemos ayudar en la selección de parcela a través de estudiar el potencial respecto de sus características fundamentales: estudio de necesidades actuales (a corto, medio y largo plazo), las condiciones de la parcela, el estudio del potencial bioclimático, la reducción de las emisiones de CO2 para introducir aspectos de bioconstrucción, reducir la energía, o cualquier cosa que sea necesaria para construir un edificio de calidad, sano, saludable, respetuoso con el entorno y el medio ambiente para conseguir que el edificio ejecutado sea lo mas ecológico posible y de consumo casi 0 (NZEB, passivhaus o preparados/modificados para ello) y que cumpla las necesidades y deseos del cliente.

Además de la fase de diseño desarrollamos las fases de diseño constructivo (cómo se va a construir), diseño y cálculo de instalaciones (cómo va a funcionar) y diseño y cálculo estructuras (cómo se va a sostener) y todo ello en un todo junto con el resto del proyecto.

2. Dirección de Obras:

Luego hay que llevarlo a cabo, y para ello facilitamos tanto la dirección de la obra como la ayuda a la selección de materiales o profesionales, y la coordinación de los mismos durante el proceso constructivo. 

La  dirección de obras y la dirección de ejecución es fundamental para conseguir llevar a cabo un proyecto o una obra y que ésta salga según lo calculado y en el tiempo y presupuesto estimado.

3. Rehabilitación de edificios:

Para la rehabilitación de edificaciones, la posible actuación de un arquitecto es muy similar al de obra nueva.

Las fases son las mismas: análisis del potencial del edificio, diseño de la solución, diseño de las operaciones de montaje, estudio y diseño de instalaciones, estudio de la capacidad portante de la estructura, la fase del montaje, coordinación y gestión de la obra.

4. Ayuda a la auto-construcción

Hay clientes que desean ser ellos mismos quienes realicen ciertas partes de la obra, que consideran que pueden hacer mientras disfrutan de la satisfacción que da haberlo hecho uno mismo (desde la fase constructiva, donde quieren hacer ellos una parte del proyecto con sus propias manos -por ejemplo un baño-; hasta la fase de dirección de obra, porque les resulta emocionante hablar directamente con los diferentes profesionales que actúan sobre una obra)

Esto nos parece estupendo, incluso a nosotros nos encanta hacer cosas por nosotros mismos. Por eso planteamos que, a través de diferentes ayudas técnicas, ofrecemos la auto-construcción para que se pueden alcanzar mayores prestaciones y el diseño esté al alcance de cualquier proyecto.

La ayuda que ofrecemos en este sentido, alcanza no sólo para la obra nueva, sino que además podemos ayudar con:

  • Simplificación de la obra para facilitar las posibilidades de la auto-construcción.
  • Ayuda en la elección para la compra de materiales, productos y sistemas.
  • La explicación de las operaciones de construcción o montaje..
  • Desarrollo y asesoramiento en la ejecución de las partes complejas, o apoyo en la contratación de profesionales.
  • Ayuda en la gestión y seguridad de la obra.

En general, podemos ayudar para que la auto-construcción pueda alcanzar un alto grado de calidad y hacer las cosas mejor, más rápido y más seguro que sin ayuda técnica.

5. Reformas de interior, interiorismo.

Al igual que sucede con los proyectos de obra nueva, las reformas de interior pueden tener las mismas fases, y la misma complejidad.

Para que el cliente no entre en pánico con una obra, que para nosotros es menor (es evidente que resulta mucho más sencillo una reforma interior que la obra de un rascacielos en el centro de una ciudad), es importante invertir en un arquitecto.

Nosotros entendemos la importancia que tiene para una persona que no está acostumbrada a realizar obras, lo estresante que puede resultar para una persona realizar obras en su espacio, su lugar de descanso, su hábitat, su entorno familiar.

Así que, los arquitectos podemos desempeñar un papel muy importante, no solo en la fase de diseño (para crear un espacio cómodo, útil y en consonancia con los deseos del cliente) si no en la elección de los materiales, o de los profesionales, pero también, en asesorar sobre la decoración interior para crear un espacio estético y funcional (home personal shopper). Esto es posible mediante recursos técnicos como visualizaciones 3D del espacio, que se asemejan mucho a lo que después se materializará tras la obra.

Imágenes: Pinterest

.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =