fbpx

Casas Ecológicas: 10 grandes beneficios para el medio ambiente y para ti.

por | Ene 30, 2019

La construcción de casas ecológicas está en auge. Y hay buenos motivos para ello. En este post veremos las principales ventajas de la construcción ecológica, y los beneficios para tu salud y tu entorno.

¿No te parece lógico que tu casa, como soporte de tu hogar, cuide y proteja tu salud y la de los tuyos, a la vez que respeta el entorno en el que vas a vivir durante los años que la habitarás?

Las casas ecológicas son cada vez mas populares, desterrándose esa idea de ser “un producto de lujo” y pasando a ser una necesidad fundamental para cuidar la salud (y la economía) de las personas y del medioambiente.

Es decir, una casa “no ecológica” puede presentar determinados impactos negativos, ya sea para la salud de las personas que las habitan como en entorno donde han sido contruidas:

– Hace casi 40 años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el Síndrome del edificio enfermo como conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en los espacios cerrados (no sólo refiriéndose al gas radón).

– El sector de la edificación es el responsable del 40% de las emisiones de efecto invernadero.

– En torno al 50% de las emisiones de CO2 de una vivienda son fruto de la calefacción.

Esto sin entrar en la toxicidad de ciertos materiales, así que, la construcción y su mantenimiento influyen directamente en tu salud, en el ambiente interior de tu casa y en el medioambiente.

Y para entrar en detalle sobre éste tema de casas ecológicas, materiales naturales y biconstrucción (todos ellos relacionados), he seleccionado  una serie de grandes beneficios que este tipo de construcciones tienen para tu salud y el medio ambiente.

1. Se trata de una construcción consciente con el entorno.

En este sentido, lo que más destaca es la bioconstrucción, que resumiendo, es un método construcitvo que utiliza los recuerdos naturales del entorno mas inmediato, para evitar emisiones directas producidas por el transporte o la fabricación de los materiales de la construcción de la vivienda.

En realidad, la bioconstrucción no es nada nuevo, antiguamente, se construía con los recursos del lugar, materiales naturales y sin dañar al entorno. Es decir, con criterios de Bioconstrucción. La industrialización facilitó la fabricación de materiales por lo que se fue perdiendo ésta esendcia.

Es en Alemania donde en los años 70 se comienza a hablar de ello a través de investigaciones y se comienza a investigar la relación entre salud y materiales de construcción.

En la actualidad, existe un instituto regulador de la biocontrucción que ha creado las 25 reglas de la Bioconstrucción es un catalogo de pautas para que las tengas en cuenta a la hora de construir.

2. Materiales saludables.

Siguiendo con la idea anterior, este beneficio es uno de los más importantes a la hora de desarrollar casas ecológicas.

Los materiales saludables son aquellos que no influyen negativamente en la salud de la persona que habite la casa. La mayoría de estos materiales beneficiosos son de origen vegetal o animal, no emiten tóxicos y están sin adulterar.

Al no emitir sustancias tóxicas, suelen ser inodoros o en su caso de olor agradable, cosa que es muy importante para el control de las alergias o las altas sensibilidades.

Un ambiente confortable suele ser un ambiente libre de tóxicos, agradable a la vista y sin ruidos externos que nos impidan descansar. Los materiales saludables, también deben protegernos de los ruidos y vibraciones que existen al exterior o en el interior de la casa. El cáñamo, coco y los reciclados de algodón son óptimos para protección contra el ruido.

Nuestras ventanas de PVC aumentan el confort en el hogar y ...

3. Ambiente interior saludable.

Como ya hanrás deducido, el ambiente interior saludable de las casas ecológicas, está relacionado con el beneficio del punto anterior y por lo tanto conectado con la salud.

El aire que respiramos en nuestro entorno (ciudades) es muy importante que sea saludable, pero el de los interiores de los edificios es aun más importante, ya que pasamos muchas horas dentro de ellos.

Un ambiente saludable interior se consigue teniendo en cuenta estas 2 variables del ambiente de una vivienda: 

– Humedad interior óptima

Por las diferentes actividades que desarrollamos (respirar, cocinar, ducha, etc.), dentro de los edificios se crea vapor de agua, y la humedad atmosférica interior va cambiando. El límite deseable de humedad interior suele estar entre 40%-60%.

Si mantenemos una humedad óptima, estaremos también controlando  las patologías y condensaciones que puedan surgir en una edificación, por lo que se reduce la presencia de hongos, bacterias, polvo y alérgenos

Esto se consigue fácilmente con materiales naturales porque tienen una capacidad innata que se llama higroscopicidad.

– Ventilación adecuada.

En el interior de las viviendas si no se ventila adecuadamente, pueden crearse concentraciones de CO2 y gas radón que afectarán a nuestra salud, bienestar y rendimiento.

Si hiciéramos análisis de nuestros lugares de trabajo, en los que pasamos tantas horas, nos sorprenderíamos de lo rápido que sube la concentración de CO2 con solo nuestra respiración.

En general, ventilando todos los días, unos minutos, es suficiente para que la concentración de CO2 no supere lo recomendado (que no supere los 700 ppm).

4. Materiales naturales

Quizas me estoy repitiendo, pero tengo que insistir: los materiales naturales, por el hecho de tener un origen natural, son los que menos dañan al planeta. 

La razón principal del beneficio que aportan los materiales naturales, es que necesitan poca energía de transformación y apenas emitrn CO2 a la atmósfera en su fabricación, al mismo tiempo lo almacenan en su interior, por lo que repercute en positivo a todo el proceso de la obra.

La mayoría de los materiales naturales son de origen vegetal, esto supone que en su crecimiento mediante la fotosíntesis, almacenan CO2 y crean O2, por lo que se consideran materiales ecológicos.

El uso de materiales naturales en las casas ecológicas, ayudan a reducir el efecto invernadero, que es uno de los problemas más graves del cambio climático (recuerdo que en torno al 40% de las emisiones de efecto invernadero se produce de las viviendas).

Para llevar el control de los materiales que se utilizan en la obra, el análisis de ciclo de vida de los materiales (ACV) es un metodo muy eficaz. Se puede aplicar sobre un material o sobre una solución constructiva. Además, un edificio por normativa, debe llevar junto al proyecto de diseño, un estudio de su construcción y mantenimiento de sus materiales, por lo que todo éste análisis es muy interesante.

Eficiencia energética en edificios: ¿Cómo conseguir el ...

5. Eficiencia energética que se traduce en ahorro en las facturas.

La eficiencia energética es uno de los beneficios más asumidos en las casas ecológicas. Una vez que vives en una casa pasiva, no hay marcha atrás, será muy difícil volver a vivir en una casa que no sea de bajo consumo o convencional.

Como es lógico, si hablamos de vivienda ecológica, es fundamental que los sistemas activos que utilicemos, sean de energías renovables y limpias. Una vez que hemos optimizado nuestra vivienda al máximo, nos daremos cuenta que la necesidad energética de nuestra vivienda se reduce al mínimo (instalaciones de calefacción / refrigeración, electricidad), ya que al ser una casa pasiva solo necesitan calefacción en momentos puntuales.

Uno de los objetivos principales de las casas ecológicas es: “minimizar el consumo de energía aprovechando al máximo fuentes de energía renovables”.

6.  Bajo impacto ambiental.

Teniendo en cuenta una visión social de conjunto, sería estupendo que todos los edificios no solo tuviesen un bajo impacto ambiental, sino que aportasen algún beneficio al entorno donde se han construido.

Antes de la industrialización, se construía con los materiales y recursos del lugar, cualquier otra forma era caro, costoso y, en ocasiones, no se conocía otra manera de hacerlo, así que respetaban su entorno.

No hace falta retroceder a la época de las cabernas, pero si deberíamos «ponernos en su piel” e intentar utilizar materiales y sistemas que no favorezcan la explotación abusiva de materias primas o recursos naturales, en ocasiones muy escasos.

Siguiuendo esta idea, las casas ecológicas, también hay que construirlas teniendo en cuenta la prevención de problemas para el medioambiente, es decir, que tengan poco impacto ambiental.

Para conseguir que el impacto ambiental de un edificio sea mínimo, podemos tener en cuenta las siguientes pautas:

– Reducir los residuos, controlando el proceso de construcción, podemos hacer un estudio y minimizar los residuos que se generen en la obra.

– Aprovechamiento los recursos naturales y energéticos, haciendo un consumo responsable.

– Energías renovables y limpias. Si tenemos que utilizar energías no del todo limpias, que sean biocombustibles.

– Compensación de CO2

Ideas para Mejorar el Confort en Tu Hogar - El Cosmonauta

7.  Confort del interior

Lo he mencionado antes, pero todo de lo que hemos hablado, no tendría sentido si esa construcción consciente que desarrollamos en las casas ecológicas, tanto en salud como en medioambiente, no tiene su reflejo en un alto confort de la casa.

El confort es una sensación de bienestar, que a veces es difícil de describir, pero que seguro la habrás experimentado alguna vez.

Pero en realidad tiene una base física y depende de los parámetros del ambiente que nos rodea, como por ejemplo la humedad, la temperatura de las superficies, el aire interior, las corrientes de aire, etc.

Decimos que tenemos confort cuando conseguimos sentirnos bien con las siguientes sensaciones:

– Aire interior, filtrado, sin olores, aire limpio y continuo.

– Sensación térmico sin oscilaciones de temperatura.

– Control acústico, el ruido exterior queda amortiguado.

– Temperatura interior, sin corrientes de aire, temperatura superficial alta.

8. Reducción de mantenimiento y patologías.

Muchas de las patologías que puede sufrir una edificación, se pueden prevenir y solucionar con un buen estudio y estrategia de los puntos que hemos tocado en este artículo.

Las viviendas ecológicas necesitan menos mantenimiento, porque los materiales naturales suelen tener más durabilidad, que añadido a que la temperatura, la humedad, etc. suelen permanecer más estables que en una vivienda convencional, se producen menos patologías  como problemas de filtraciones, de condensaciones, de aislamiento…

La energía del aire al servicio del confort en el hogar ...

9. Mayor valor de la propiedad

Como hemos comentado antes, las viviendas ecológicas tienen bajo coste energético, su uso de gas, agua, o energía es muy reducido, por lo que edificio con estas características puede mantener un alto valor de venta si contiene componentes sostenibles.

Además de que muchas de estas casas ecológicas se pueden conseguir que generen superávit energético, consiguiendo generar ingresos, no hay que olvidar que En muchos territorios las leyes favorecen la construcción de casas ecológicas a través de rebajas de impuestos y otros beneficios sociales.

10. Los costes de construcción.

Aunque se tiene la idea de que las construcciones ecológicas son más caras, esto no es así, el diseño y la construcción de viviendas de este tipo cuestan aproximadamente lo mismo que la vivienda convencional.

Pero no hay que olvidar que se trata de una inversión, porque en caso de ser más caros los materiales o la construcción, a la larga se ahorra mucho dinero en energía y mantenimiento; por lo que con el tiempo se sale ganando.

En Carmen González Arquitectura y Diseño proyectamos cada casa adaptada con el entorno y con el clima para reducir su consumo. Podéis contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso para cualquier duda que tengáis. 

 

imágenes: Pinterest

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 16 =