fbpx

Domótica: tecnologías para el confort y el ahorro en tu hogar

por | Mar 20, 2019

Aunque nos pueda parecer una cosa futurista y súper moderna, a principios de los años ’70 aparecieron los primeros dispositivos automatizados para edificios, a modo de prueba, para utilizarse a partir de 1980 a nivel comercial y posteriormente en viviendas y espacios privados, conocido como la domótica, una na revolución tecnológica que surge en las últimas décadas se instala también en los hogares del siglo XXI.

¿Pero qué es la domótica?

Según la Asociación Española de Domótica e Inmótica: “la domótica es un conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda, que permite una gestión eficiente del uso de la energía, que aporta seguridad y confort, además de comunicación entre el usuario y el sistema.”

En la mayoría de proyectos de arquitectura y nuevas reformas ya se aplica la domótica como un elemento habitual, para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la vivienda en la que se utiliza este conjunto de tecnologías y automatizaciones, convirtiéndose en un equipamiento básico imprescindible.

La domótica en Italia: i numeri e le ragioni del successo

¿Para qué sirve la domótica?

Con a la domótica es posible controlar diferentes aspectos de una vivienda (también oficina o local) como la climatización, la iluminación, la seguridad, el riego o la regulación de persianas por ejemplo, directamente desde la misma vivienda o desde el smartphone, portátil o tableta, a distancia incluso desde otra ciudad.

Esto permite gestionar muchas acciones de la vida diaria, de forma rápida y accesible, para proporcionar más confortabilidad, ahorro y bienestar, convirtiendo tareas ordinarias en acciones que facilitan la vida de los usuarios.

¿Pero es realmente útil?

Entre estas acciones podemos hacer cosas como:

  • controlar el soleamiento sobre la vivienda, que permite dirigir de forma inteligente el movimiento de las persianas de forma individual, en grupo o automatizada, para que la vivienda no esté muy caliente en verano o muy fría en invierno.
  • según las necesidades, hora del día y actividades, el control de temperatura de confort ideal, puede programarse de manera independiente para cada estancia, en función de la climatología exterior o la época del año o de la actividad, esto supone un ahorro energético considerable
  • en caso de ausencia del hogar por vacaciones, podemos gestionar la iluminación exterior e interior de la vivienda dando la sensación de estar habitada
  • en cuestión de seguridad, es posible bloquear puertas y ventanas, de forma remota, e incluso se puede gestionar y activar sistemas de alarma interior o perimetral a la propia vivienda.

Esto consigue que cada vivienda sea más sostenible y eficiente, porque éstas utilidades pueden modificarse fácilmente desde una App del proveedor.

En el ámbito del ocio, la domótica brilla con luz propia:

  • salones convertidos en pequeños cines con las mejores prestaciones audiovisuales
  • zonas de juego online de primera calidad, con escenarios lumínicos y de sonido adecuados a cada momento y actividad
  • sistemas de audio y música, que hacen que cualquier reunión de amigos tenga hilo musical
  • control de la iluminación de un jardín para poder tener reuniones al aire libre que permitan la mejor experiencia a amigos y familiares
  • o de la temperatura de una piscina…

Las nuevas instalaciones aseguran mayor estabilidad, permiten gestionar y programar las distintas aplicaciones de forma eficaz, a partir de un uso sencillo e intuitivo, para poder utilizar los distintos recursos, con total eficacia, sin necesitar conocimientos específicos avanzados.

merce_08

Aplicaciones domóticas del día a día

Aunque llegados hasta aquí puede parecerte ciencia ficción, actualmente ya es posible colocar sistemas domóticos que permiten:

  • controlar la intensidad de las bombillas a través del teléfono,
  • lavadoras que mandan alertas cuando ha finalizado la tarea programada,
  • termostatos inteligentes que posibilitan controlar y modificar la temperatura interior a distancia,
  • frigoríficos de última generación que avisan cuando un alimento se ha terminado
  • o intuir la llegada de los habitantes a casa, para encender el sistema de climatización instalado y así alcanzar la temperatura de confort programada.

Además es posible tener el control permanente del video-portero incluso desde el trabajo, para poder abrir la puerta a distancia, al disponer de una comunicación visual en directo con quien necesita acceder a la vivienda, como cuando te llega un paquete de Amazon y no tienes vecino que te lo recoja.

Incluso en época de vacaciones o ausencias prolongadas, con los nuevos sistemas domóticos es posible dejar la casa en modo vacaciones/eco, para ganar en funcionalidad, seguridad y ahorro, convirtiendo las viviendas domotizadas en espacios que se adecúan a tu forma de vida, para hacerla más confortable, sencilla y eficiente.

casas-de-diseño-domotica3

Ahorro energético y sostenibilidad

Por supuesto, no podemos olvidarnos de una de las ventajas más evidentes y demandadas en los sistemas domóticos, el ahorro energético; un factor clave para disfrutar de casas modernas más sostenibles y respetuosas con el entorno, porque utilizando los recursos de forma positiva y eficiente, es posible reducir los costes energéticos de uso doméstico, que supone aproximadamente un 30 % del consumo global, para disminuir su impacto tanto a nivel económico como medioambiental.

Puede parecerte caro, pero no hay duda que se trata de una inversión que notarás desde el primer momento tanto en confort como en economía.

Ya no se trata de la solución del futuro, las casas que diseñamos en Carmen Gonzalez Arquitectura y Diseño con sistemas domóticos son más eficientes enérgicamente para ganar en comodidad y bienestar, fomentando una vida más sostenible, la auténtica clave para poder disfrutar de un planeta más verde y con futuro.

Imágenes: Pinterest

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =